Órgano Iglesia Luterana, Valparaíso


La restauración de este instrumento se llevó a cabo durante el segundo semestre de 2010  con motivo del 1er FESTIVAL DE ÓRGANO realizado en el marco   del III FORUM UNIVERSAL DE LAS CULTURAS, desarrollado en   Valparaíso, con fondos gestionados por Redinventa Ltda.

El instrumento data del año 1884 y  es obra de la firma inglesa Forster & Andrews. Posee tracción íntegramente mecánica, dos teclados manuales y pedal, que actúan sobre un total de once registros.  Originalmente su estética era romántica, pero en 1974 fue transformado a la estética barroca alemana  conforme lo dispuesto en el proyecto de registración  del destacado organista alemán Guntram Hecht.  El trabajo lo llevó a cabo el organero Detlef Kleuker. Tras la remodelación, el instrumento aumentó de cuatro a cinco sus tesituras, quedando con juegos de  16’, 8’, 4’, 2′, 1 3/5’ y 1”. Junto con esto, se agregó una mixtura de tres hileras, un recurso sonoro imprescindible en un instrumento de tubo pensado para la música barroca de concierto. Si bien estas transformaciones son reñidas con los preceptos que actualmente orientan la restauración organera profesional y, por ende, nuestra propia filosofía de conservación, el órgano de la Iglesia Luterana de Valparaíso es uno de los mejores instrumentos del país para interpretar música alemana de compositores como Schütz, J. S. Bach, Buxtehude, Hanff, entre otras figuras del periodo barroco.

Al ingresar al interior del instrumento vemos que todo ha sido hecho cuidadosamente y con un alto nivel profesional. Cada registro nuevo corresponde exactamente a la tesitura deseada. No existen aquí tubos cortados ni adaptados de otros registros o de otros órganos, como solemos ver en muchos instrumentos intervenidos por organeros nacionales. El corte y perforación de los panderetes es perfecto, lo mismo que los agujeros en las tapas del somier. Ante ello,debemos admitir que la transformación sonora es justificable sólo bajo la condición de excelencia aquí lograda. Su disposición tímbrica, características técnicas y de diseño, lo hacen una pieza única en Chile y debiera ser promocionado conforme a su importancia.

Nuestro trabajo consideró: Limpieza, restauración de fuelles y ductos, nuevo teclado, restauración de tubería dañada durante el terremoto de 2010 (fachada e interior), regulación mecánica, restauración del secreto del I teclado, armonización y afinación (Temperamento Werckmeister III)

Galería